El Proyecto BEVIN llevará a cabo una ‘Búsqueda de Datos Europea’ como parte de su búsqueda permanente de herramientas de validación eficaces para el aprendizaje no formal e informal.

El Proyecto BEVIN llevará a cabo una ‘Búsqueda de Datos Europea’ como parte de su búsqueda permanente de herramientas de validación eficaces para el aprendizaje no formal e informal. Este artículo pretende hacer entender mejor el papel de las herramientas de validación y cómo esta búsqueda contribuirá a mejorar los métodos de validación ya existentes.

Para empezar, nos podemos preguntar ¿cuáles son las herramientas de validación del aprendizaje no formal e informal? Antes de responder a esta pregunta debemos abordar el concepto de validación. La validación se lleva a cabo con el fin de probar las habilidades y competencias de una persona, organización o industria de acuerdo con la política actual europea de «hacer visible el aprendizaje”. Este proceso, según las directrices del CEDEFOP en el 2014, define la validación como ‘La confirmación por parte de un organismo competente de los resultados de aprendizaje (conocimientos, habilidades y/o competencias) adquiridos por un individuo en un ambiente formal, informal o no formal que no hayan sido evaluados con arreglo a criterios predefinidos’. El aprendizaje no formal e informal suele ser diverso y no estandarizado por lo que las herramientas de validación deben reflejarlo.

A partir de este momento ya tenemos en cuenta un concepto nuevo, las herramientas. Por lo general, éstas varían de un país a otro pero las más comunes son: la comunicación, las competencias, la observación, la entrevista, el portofolio, el debate y la presentación. A menudo, estas herramientas requieren cambios y adaptaciones para satisfacer las necesidades del contexto y las situaciones del alumno siguiendo una forma similar a la de los métodos formales de validación del aprendizaje.

Con este amplio conjunto de herramientas, a menudo es difícil determinar cuál es la más adecuada para validar y certificar ‘de forma eficaz’ las habilidades aprendidas. En este punto es donde la ‘Búsqueda de Datos Europea’ BEVIN entra en juego. Se realizará una investigación en profundidad en las bases de datos ya existentes (EPALE, ADAM EST) y en los 28 estados miembros de la Unión Europea, con el fin de identificar, combinar y evaluar las herramientas de validación para su inclusión en el base de datos general.

Las herramientas en cuestión serán categorizadas y estudiadas en función de su origen, tipo de herramienta, método de validación, evaluación de la calidad y otras características. Las herramientas utilitzadas provendrán de una amplia gama de recursos no quedando limitadas solo a las herramientas producidas por otros proyectos de la UE, hecho que reduciría el potencial para encontrar las que realmente son eficazes y funcionan.

Todos los socios del proyecto BEVIN están llevando a cabo una búsqueda de datos nacionales exhaustiva con el fin de presenter en la próxima runión de socios (Junio 2016) una base de datos conjunta que contenga toda la información unificada.

Manténgase al día de todas las novedades del proyecto BEVIN en nuestra página de Facebook o en la cuenta de Twitter.